viernes, 27 de noviembre de 2009

Hoy es día de la Virgen de la Medalla Milagrosa.


Un poco de historia, en resumen, para recorda este hermoso acontecimiento que pueden leer completo en este post anterior titulado: En Honor a Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa.

El 27 de Noviembre de 1830, la Virgen Santísima se apareció a Santa Catalina Labouré, humilde religiosa vicentina de esta manera: La Virgen venía vestida de blanco y un manto azul cielo caía desde su cabeza hasta sus pies. Éstos se apoyaban en un globo, y sobre él aplastaban a la serpiente vencida, símbolo del mal. Las manos de María sostenían un globo de oro rematado con una cruz. La actitud de la Virgen era la de ofrecer al Padre el globo que representaba, según su decir, a cada hombre, a cada nación, al mundo entero, para pedirle bendición y protección. Nuestra Señora abrió sus manos y de sus dedos fulgentes salieron rayos luminosos que descendieron hacia la tierra. María Santísima dijo entonces a Sor Catalina: "Este globo que has visto es el mundo entero donde viven mis hijos. Estos rayos luminosos son las gracias y bendiciones que yo expando sobre todos aquellos que me invocan como Madre.

Me siento tan contenta al poder ayudar a los hijos que me imploran protección. ¡Pero hay tantos que no me invocan jamás! y muchos de estos rayos preciosos quedan perdidos, porque pocas veces me rezan".

Entonces alrededor de la cabeza de la Virgen se formó una aureola con estas palabras: "¡Oh María sin pecado concebida, rogad por nosotros que recurrimos a Vos!". La Virgen dijo a Catalina: "Manda hacer una medalla según este modelo que estás viendo. Las personas que lleven la medalla pendiente del cuello recibirán gracias grandes. Las gracias serán abundantes para los que la lleven con confianza y sentiran mi protección".


Novena de la Confianza a la Virgen de la Medalla Milagrosa
o de las tres Avemarías.

Madre amable de mi vida
auxilio de los cristianos,
la pena que me atormenta
pongo en tus benditas manos.
Dios te Salve María...

Tu que sabes mis congojas
pues todas te las confío
da la paz a los turbados
y alivio al corazón mío.
Dios te Salve María...

Y aunque tu amor no merezco
no recurriré a ti en vano
pues eres Madre de Dios
y auxilio de los cristianos.
Dios te Salve María...

Acuérdate Oh Madre Santa
que jamás se oyó decir
que alguno te haya implorado
sin tu auxilio recibir.
Por eso con fe y confianza
humilde y arrepentid@
llen@ de amor y esperanza
este favor yo te pido:

(Pedir la gracia que se desee alcanzar)


.:*:.Hasta la próxima sonrisa.:*:.
*.*Dios mediante*.*
-*-Bendiciones infinitas-*-
.*.Se les quiere mucho.*.

3 comentarios:

Bego dijo...

Hola buena amiga Angélica.
Que bonito lo que nos compartes hoy.
Espero que estés muy bien.

Besos.

ver con los ojos del corazon dijo...

Gracias, querida Angélica...MARIA...LA MADRE DIVINA, el otro aspecto de DIOS-EL SER...nos protege y se nos manifiesta de múltiples maneras.

Feliz fin de semana, hermana...

Un abrazo!

Carmen

ILUSION dijo...

Hola Angélica,,,gracias por regalarnos este hermoso relato y maravillosa oración que me llega en el momento justo!!!!!
Besitos querida amiga y lindo fin de semana!!!