martes, 11 de septiembre de 2007

Venezuela está de fiesta por su Santa Patrona


11 de Septiembre Día de la Virgen de Coromoto

Un poco de historia



Los Indios Cospes

Entre los Indios que habitaban la región de Guanare había una parte designada con el nombre Cospes. Cuando en 1591 llegaron los españoles allí y se hizo el reparto de tierras e Indios en encomiendas unas cuantas familias de los Cospes se disgregaron de su Tribu y huyeron internándose en las selvas de las dilatadas montañas y valles que se extienden entre Boconó de Trujillo y Guanare hacia las riberas del río Tucupido. En esos lugares apartados se mantuvieron los Cospes muchos años sin acordarse nadie de ellos, hasta que sonó en el reloj de la Providencia la hora de su conversión mediante la maternal intervención de María Santísima. Un español noble y honrado como buen cristiano era llamado Juan Sánchez había obtenido años atrás unos terrenos en la margen derecha del Guanare a unas 5 leguas de la Villa del Espíritu Santo que es la ciudad de Guanare.

El Nombre de Coromoto

Varios años llevaban los Indios Cospes sin que los civilizadores extranjeros hubieran podido conseguir que ellos descendieran a tomar parte en el aprendizaje del cultivo de los campos y de la Doctrina Cristiana. Estaban, según refieren en la historia, en aquellos lugares de la montaña en donde ellos se habían ocultado hacia las fuentes del río Tucupido y su margen derecha. Aquí se dejó ver la Virgen no solo del Jefe de la Tribu sino de varios otros indios y es también donde les mandó a que fueran adonde los blancos españoles a que los bautizaran; por indicación de la Virgen los Indios en número de varios centenares dejaron la montaña y se pusieron a las órdenes de Juan Sánchez quien les fijó para su residencia y trabajo unos campos de su propiedad conocidos con el nombre de Coromoto nombre propio de una quebrada en la confluencia de los ríos Tucupido y Guanare de la cual toma la denominación aquel paraje la Santísima Virgen que allí se apareció.

Primera Aparición de la Virgen a los Indios Cospes

Según refiere la historia la Virgen de Coromoto apareció repetidas veces a los Indios Cospes y no solamente a los mayores sino también a los hijos de estos según testimonio de los que fueron Párrocos de Guanare en tiempo no lejano de las Apariciones.

La Primera Aparición tuvo lugar en el año de 1651 cuando el Cacique de los Cospes se dirigía en compañía de su mujer al trabajo de campo. Al llegar a una quebrada una hermosa Señora que sostenía en sus brazos un precioso niño, apareció caminando sobre las aguas diciéndole en la lengua propia de los Indios: “Que salieran a donde estaban los blancos para que les echaran agua sobre sus cabezas para subir al Cielo”.

Segunda Aparición de la Virgen de Coromoto

El Cacique de los Cospes que en un principio asistía gustoso a las instrucciones catequísticas, disgustó luego añorando sin duda la soledad de los bosques y se retiró sin recibir el bautismo. Triste y pensativo estaba el indio recostado a su barbacoa días antes de su fuga. Con él se hallaba su esposa, su hermana Isabel y un hijo de éste el cual era llamado Juan.

Todo era silencio en la noche, pues las Indias al ver de tan mal humor al Cacique, no se atrevían a decir palabra. Habrían transcurrido algunos instantes desde la llegada del Cacique cuando de modo visible y corpóreo la Virgen Santísima se presentó en el umbral del bohío despidiendo rayos abundantes como los rayos del sol al mediodía, según palabras de la India Isabel, que iluminaron el recinto con celestial claridad.

Al verla el cacique pensó que la Gran Señora venía a reprocharle su mal proceder y le dijo: “¿Hasta cuándo me quieres perseguir? bien te puedes devolver no he de hacer más lo que tú me mandes. Por ti dejé mis conucos y he venido a pasar trabajos”. Como las mujeres reprendían al Indio el modo como trataba a la Bella Mujer, le dijo a la Virgen que lo miraba sonriente: “¿Con matarte me dejáras?”. Adelantando entonces la Virgen hacia el Cacique, él se abalanzó sobre ella para asirla del brazo y echarla fuera quedando todo envuelto en tinieblas. -Aquí la tengo, dice el Indio en tono de furia y triunfo. –Muéstrala para verla responden las mujeres y a la luz de las ascuas que arden en el tosco fogón abrió el Indio su mano y contemplan todos el retrato de la Bella Mujer.

Conversión y Muerte del Cacique

El pobre Indio resistió por algún tiempo más la acción de la gracia que golpeaba insistentemente a las puertas de su corazón, pero al fin la Virgen salió triunfante pues el Cacique al verse mortalmente herido por la mordedura de una serpiente cuando huía a la espesura de la selva pidió a gritos el Bautismo, que le fue suministrado por un buen Cristiano de la Ciudad de Barinas.

La Virgen de Coromoto Apóstol de Venezuela

De las palabras que la Virgen dijo al Cacique y a los indios Cospes desde la primera de sus apariciones: “Salgan a donde están los blancos para que les echen agua sobre sus cabezas para ir al Cielo”, se deduce que la Virgen se constituyó en Misionera de los Indios venezolanos siendo en la Aurora de la Fe del nuevo mundo como un sol brillantísimo que irradiará los más fulgurantes resplandores. Mas no hizo sus apariciones solo para convertir a los Indios sino que dejó su retrato en esta tierra privilegiada para que iluminara en la sucesión de los tiempos. No significa otra cosa los múltiples prodigios que su poder ha obrado a favor de sus devotos y continúa obrando en el orden de la naturaleza como el de la gracia para conservar siempre el vivo fuego de la Fe en el pueblo venezolano. Consideremos cómo nosotros debemos imitar a la Virgen de Coromoto trabajando en la salvación de las almas.

La Virgen de Coromoto Madre de Venezuela

Hay que tomar en cuenta cómo la Virgen Santísima quiso aparecer en Coromoto el día en que se celebra la fiesta de su nacimiento entre los hombres para demostrarnos la gran predilección que por nosotros tuvo desde los primeros instantes de nuestras vida. Ahora llenos de agradecimientos de la Providencia Divina que en el amanecer de este nuevo mundo a las luces de la Fe y de la civilización envió a los Indios venezolanos la Aurora de la Gracia para que les diera la vida cristiana enseñándoles el camino que conduce a la Iglesia Católica.

Tratemos finalmente de corresponder al llamado que como a los Indios Cospes nos hace nuestra Madre Celestial para que entremos de lleno en la práctica de los deberes cristianos a fin de manifestarnos como verdaderos hijos de la Virgen de Coromoto.

La Virgen de Coromoto Protectora de Venezuela

Muchos son los prodigios con que la Virgen de Coromoto ha favorecido a sus hijos que llenos de confianza han acudido a su regazo. La historia que no se ha escrito y que tal vez no se escribirá, es más elocuente para los innumerables testigos de las bondades de María que todos los libros que se pueden escribirse con los favores públicos que la misma Virgen a concedido. ¿Quién no podrá contar alguna gracia así propia, concedida por la Virgen de Coromoto?.

El resurgir de la Fe obrada por la Virgen de Coromoto es un de los favores generales concedidos a Venezuela entera, una de las obras más patentes con que ha demostrado la protección especial que dispensa al pueblo venezolano. ¿Quién no es testigo de este celestial resurgimiento, tanto general como particular manifestado en las peregrinaciones nacionales a Guanare?. Demos gracias a María Santísima por tan singular protección y procuremos hacernos dignos, con nuestra conducta, de merecerle particularmente.

La Virgen de Coromoto Misionera de Venezuela

Muchas son las devociones marianas como las distintas advocaciones de la Santísima Virgen nuestra Patria. Todas son sin duda dignas de consideración y aprecio, pero ninguna como la de la Virgen de Coromoto. Ella es la primera en el orden del tiempo, pues ninguna como ella puede remontarse a los tiempos de la Evangelización primitiva de los Indios cuando la Fe empezaba a nacer en Tierras Americanas. Ella es la única que tiene por origen la aparición real de la Santísima Virgen en persona a nuestros aborígenes, dejándoles el don inestimable de su imagen. Ella es la que con más fuerzas atrae los corazones de toda Venezuela, pues desde las remotas regiones acudieron y acuden llenos de Fe y Amor los peregrinos.

Ella por tanto tiene más derechos que ninguna otra devoción a ser proclamada Patrona Celestial de nuestra Patria. Proclamémosla muy alto desde el fondo de nuestros corazones, exaltémosla en nuestro hogar y trabajo convirtiéndonos en apóstoles de la devoción a Nuestra Señora de Coromoto. Que así sea. Amén.

Oración

¡Oh Virgen de Coromoto!

En tus manos deposito esta súplica

(Tal intención, tal necesidad)

Bendícela

Preséntala al Corazón de Jesús.

Haz valer tu amor de Madre y tu poder de Reina

¡Oh María!

Yo cuento con tu ayuda

Yo confío en tu poder

Yo me entrego a tu voluntad

Yo estoy seguro(a) de tu misericordia

¡Madre de Dios y Madre mía!

Ruega por mí

Llévame al Corazón de Jesús

(Se reza un Padre Nuestro, Ave María, Gloria)


11 comentarios:

Isidro dijo...

carambolas con la Virgencita de Coromoto, que tiene una fijación con Venezuela...
Yo no sé si será por mi educación salesiana, que me sale un ramalazo hacia María Auxiliadora.

María Auxiliadora de los Cristianos... ruega por nosotros!!!!

Isidro dijo...

PRIMEROOOOOO!!!!!

Siry dijo...

Cuando me mude a esta casa en 1995, no conocía a nadie y varios vecinos llegaron a proponer si aceptaba que la Virgen pernoctara la noche de 11 de septiembre en esta casa, venían medio temerosos, para mi una sorpresa, llegando y la primera visita a esta casa fue de ella.
Me hiciste recordar aquel día que fue muy bonito y lleno de emoción para mi.

Un abrazo

G-russo dijo...

hola angelica,,,, no comparto mucho los dogmas catolicos,,, pero cada quien con su fe,,,, lo que si te puedo asegurar que los milagros existen solo si o solo si si existe fe en nuestro corazon la fe es capaz de mover cerros

Ricardo Román dijo...

Hola Angélica: Bellísima historia, no soy un seguidor sobre las costumbres de la virgen, excepto algunas sobre la Virgen de la Chinita, que es la patrona de mi ciudad.

Y ahora que hacen referencia a eso, me resulta curioso, porque en Venezuela el machismo es tan igual o más que en cualquier otro lugar de latinoamerica, pero hablaré de Maracaibo: ciudad en donde el machismo se respira en su aire, pero que venera a la madre, alaba una virgen (mujer), y por si fuera poco, el día de la madre se celebra por lo alto, mientras que el padre siempre es soslayado.

Cosas de la sociología interesante.

Besos!

esposito luis dijo...

Recuerdo la segunda visita del Santo Padre Juan Pablo II a Venezuela en el año 1996, fui a Guanare, pero no para visitar al Papa sino con fines comerciales. Al pesar de no ver a Juan Pablo II, tuve la oportunidad de asistir al Santuario momentos después de terminara la celebración con Su Santidad. Estuve cerca de la Virgen de Coromoto y sentí algo muy especial, mi corazón se llenó de una inmensa alegría, y a pesar de que estaba perdido de la iglesia, en ese momento se abrió luz en mi vida. Gracias cielo por este post tan especial.

Virgen de Coromoto: Renovad la Fe en toda la extensión de nuestra Patria

Sol dijo...

Para ser sincera no sabia nada sobre la Virgen de Coromoto, solo sabia que era padroera de Venezuela, muy linda su historia. Gracias por ensenarno cada dia Angelita. Besos

La LLama Violeta dijo...

si señor PATRONA DE NUESTRA BELLA VENEZUELA...

SALUDOS VIOLETAS...

Poetiza dijo...

Hola, lindo post, lleno de amor y fe. Como siempre, me voy tranquila, tus rutas me llenan de paz. Cuidese.

tomm dijo...

Hola Angélica, es la primera vez que te visito y me gustaron mucho tus rutas, sabes yo soy de México por aca también tenemos una veneración muy especial a la Virgen Maria en sus diversas advocaciones, en especial a la Virgen de Guadalupe patrona de México y a la Virgen de la Asunción patrona de mi cuidad Aguascalientes, desde hace 7 años he trabajado en diferentes parroquias con jóvenes y desde hace 5 años pertenezco a una fraternidad llamada Juventud Franciscana y San Francisco de Asis nombro a la Virgen Maria como abogada de la familia Franciscana.

Saludo de San Francisco de Asís
a La Virgen María.

¡Salve, Señora, santa Reina, santa Madre de Dios,
María, virgen convertida en templo,
y elegida por el santísimo Padre del cielo,
consagrada por El con su santísimo
Hijo amado y el Espíritu Santo Paráclito;
que tuvo y tiene toda la plenitud de la gracia
y todo bien!

¡Salve, palacio de Dios!
Salve, tabernáculo de Dios!
¡Salve, casa de Dios!
¡Salve, vestidura de Dios!
¡Salve, esclava de Dios!
¡Salve, Madre de Dios!
¡Salve también todas vosotras,
santas virtudes, que, por la gracia
e iluminación del Espíritu Santo
sois infundidas en los corazones
de los fieles para hacerlos,
de infieles, fieles a Dios!

-San Francisco de Asís


la dicha de la Paz te llene de Bien

un abrazo en la distancia que se acorta con la fuerza del corazón!!! paz y bien

Guso dijo...

Que bueno tu post, es raro ver este tipo de cosas en la blogesfera! he tenido la oportunidad de ir varias veces al santuario de la virgen, y definitivamente apenas estas cerca comienzas a sentir una paz interna indescriptible! saludos!