lunes, 3 de septiembre de 2007

El Valor de las Pequeñas Cosas


Últimamente me he dedicado a escuchar lo que la gente dice, pues hay que tener bien clara la diferencia entre oír y escuchar, por eso digo nuevamente "escuchar" y me sorprende la gran cantidad de personas que dicen: "no importa eso me lo cobro después", "ojo por ojo y diente por diente", "yo la espero en la bajadita", "hoy te ríes tú de mí... mañana me reiré yo", "tranquilo me sentaré en la puerta de mi casa a ver el cadáver de mi enemigo pasar" y otras tonterías más.

Sinceramente a mi parecer no me gusta regalarle mi energía a los demás o simplemente gastarla en cosas que no valen la pena..., ojo es mi opinión, desde que se internaliza y se tiene conciencia de lo que Cristo nos dice en la Sagrada Escritura: "Con la misma bara que midas serás medido" y leer en el año 1987 el libro El Valor de las Pequeñas Cosas de Roque Schneider entre otros tantos hasta el sol de hoy, puedo decir con toda propiedad que frases como las anteriores no valen la pena.

Prefiero en verdad dejarle mis inquietudes a Papá Dios y que el a través del Espíritu Santo me ilumine el qué hacer. Para concluir les dejo lo que señala Roque Schneider acerca del Valor de las Pequeñas Cosas, espero les sirva tanto como me han servido a mí. Besos, abrazos fraternales y que Dios me los bendiga siempre.


Aprende a escuchar la voz de las cosas, de los acontecimientos. Verás como todo habla, todo se comunica contigo.

  • Con cada falta de delicadeza, hiero un poco a aquellos que me aman.
  • Con cada desatención, no soy ni educado, ni cristiano.
  • Con cada mirada de desprecio, alguien resulta golpeado.
  • Con cada gesto de impaciencia, doy una bofetada invisible a los que viven a mi lado.
  • Con cada perdón que niego, va un pedazo de mi egoísmo.
  • Con cada resentimiento que esbozo, revelo algo de mi amor propio herido.
  • Con cada palabra áspera que digo, pierdo unos puntos para el cielo.
  • Con cada omisión que practico, rasgo una hoja del Evangelio.
  • Con cada limosna que niego, alejo más triste a un pobre.
  • Con cada juicio malicioso, aflora mi lado mezquino.
  • Con cada oración que no hago, pierdo un mundo de gracias.
  • Con cada burla que hago, peco contra el silencio.
  • Con cada llanto que enjugo, hago más feliz a un hermano.
  • Con cada acto de fe, canto un himno a la vida.
  • Con cada sonrisa que desparramo, planto una esperanza.
  • Con cada espina que clavo, lastimo el corazón de un semejante.
  • Con cada espina que arranco, alguien besará mi mano.
Con cada rosa que ofrezco, los ángeles dicen ¡AMEN!

16 comentarios:

Acerina dijo...

Premisas maravillosas para mantenernos en el mejor camino!!!

Gracias mil, QDTB!!!

Poetiza dijo...

Realmente, me hace reflexionar en lo que una vez dijera. Ya paso, preferi que mi venganza fuera amor, asi soy mas feliz. Con cada bofetada, bendeci a mi agresor. Ahora estoy tranquila. Le dejo saludos y besos a la distancia. Cuidese mucho. Gracias por estar aqui. Tu espacio siempre me llena de paz.

Sol dijo...

Es impresionante como nosotros mismo no nos miramos y nos damos cuenta de lo que somos. Dicen que los actos de las otras personas hacia ti son el espejo de tus actos. Gracias angelica por mas un dia de reflexion.. besos

Trini dijo...

La belleza de las pequeñas cosas...

Así deberíamos de actuar todos y otro gallo nos cantaría.

Un abrazo

Ferípula dijo...

Perfecto!
Cuando el amor de Dios gobierna en nuestros corazones la diferencia es tan grande que somos luminares y la oscuridad retrocede.

"Así alumbre vuestra Luz delante de los hombres", dice Jesús.
Alumbremos...lo demás se va solito...
Gracias! Y un beso ...muá!

Lanchumor dijo...

Me quedo con esta frase. Con cada sonrisa que desparramo, planto una esperanza. Por lo menos a eso es lo que trabajamos en mi blog, a saacarle siempre una sonrisa a alguien, es nuestra idea, creo que reir nos hace muy bien.

Saludos a las venezolanas que son muy guapas.
Lanchumor

BUDOKAN dijo...

Es mi primera vez en este blog y debo decirte que me ha parecido de extrema sabiduría su contenido. Saludos!

Fernando dijo...

Has dicho mucho en pocas palabras, no tengo mas que agregar o decir, me encanto tu post.

Un abrazote!!!

Leisa Ramírez dijo...

Si todos actuaramos así, creeme q el mundo sería diferente.

Pero en nosotros esta el cambiarlo!!

XOXO

EN LA OTRA VIDA.... CUANDO SEAMOS GATOS.

P.D.Tengo una sorpresita para ti en mi blog, espero te guste y gracias por tu amistad!

Te quiero!

Siry dijo...

Tus palabras han llegado a mi en un momento significativo...
Mil gracias por precisamente hoy darme lo que necesitaba.

Un beso y muchas bendiciones para ti amiga

Javier dijo...

Buen post amiga, saludos :)

Marina dijo...

Excelente amiga, pase rapidito a saludar y dejar bendiciones para ti, ojala todas siguieramos al pie esas recomendaciones, la verdad no vale la pena gastar energias en lo contrario como bien lo dices, abrazos

No puede ser que estemos aquí para no poder ser dijo...

Muy lindas frases,que hacen reflexinar pero esperemos que no solo queden en eso, sino tambien en practica,aunque muchas veces es dificil,pero hay que intentarlo.

muchos saludos amiga,y que estes bien.

Yolanda (Cabalas Virtuales) dijo...

Completamente de acuerdo amiga, se puede decir más claro??...imposible, gracias por tu blog.
Un besote mas fuerte que ninguno

Anónimo dijo...

Me encanto tú blog.
Felicitaciones, ya que son pocos los que se atreven a decir y gritar en medio del mundo, en medio de Internet y muchas personas premisas maravillosas como las del libro "El valor de las pequeñas cosas".

Dios te bendiga.

Javier.

Angélica dijo...

Hola Javier!!! Muchas gracias por tus palabras, bienvenido a mis rutas, considéralas tuyas desde ya; pásate cada vez que quieras, serás bienvenido siempre.
Un gran abrazo y bendiciones.