domingo, 29 de noviembre de 2009

Tiempo de Adviento. Hoy iniciamos un nuevo Año Litúrgico con el ciclo "C".

I.- Comienzo del Año Litúrgico

Con el Adviento damos comienzo al Año Litúrgico. La Iglesia "en el círculo del año, desarrolla todo el misterio de Cristo, desde la Encarnación en Navidad, hasta la Ascensión y Pentecostés y la expectativa de la dichosa esperanza y venida del Señor" (SC 102). Esta celebración circular permanente tiene un objetivo: configurar a los fieles con Cristo, reviviendo cada uno de sus misterios.


II.- Un tiempo de espera gozosa.

La palabra Adviento trae su origen del latín "Adventus", que significa venida o advenimiento. Desde siempre, el Adviento se ha considerado como tiempo de espera. Para la primera generación cristiana, el gran tiempo de espera estaba relacionado con la venida de Jesús al final de los tiempos. Más tarde, esta venida se relacionó con la venida de Jesús en su Nacimiento.

La liturgia recoge estos dos aspectos del Adviento. Así lo refleja el primer Prefacio de Adviento: Jesús, "al venir por primera vez en la humildad de nuestra carne realizó el plan antiguo de redención"; "cuando venga de nuevo en la majestad de su gloria", recibiremos los bienes que "en vigilante espera, confiamos alcanzar".


III.- Duración del Adviento.

El adviento empieza en las primeras vísperas del domingo más próximo al 30 de noviembre, festividad de san Andrés. Concluye con las vísperas de Navidad, el 24 de diciembre, en íntima conexión con el Nacimiento del Señor. Su duración es de cuatro semanas.

A partir del 17 de diciembre, la liturgia acentúa la preparación a la celebración de la Navidad con una serie de días especiales, presididos por estas palabras: "El Señor está cerca".


IV.- Guías espirituales del Adviento.

Tres personas encarnan de modo especial la espiritualidad del Adviento, que se convierten en guías espirituales de la comunidad cristiana. El primero de ellos es Isaías. La primera lectura de las eucaristías del tiempo de Adviento está tomada del libro de Isaías. Es el profeta de la esperanza y del gozo mesiánico. El segundo es Juan Bautista. Varios de los textos evangélicos que leemos en el Adviento, tienen como protagonista al "profeta del Altísimo, que irá delante del Señor preparándole el camino" (Le 1,76). El tercero es la Virgen María. Ella es la mujer que "lo esperó con inefable amor de Madre" (II Perf. De Adv.); y "dio a luz al Salvador del mundo" (Pleg. eucar.).


V.- Espiritualidad del Adviento.

Las normas de introducción al Calendario Romano, ofrecen las características básicas de la espiritualidad del Adviento: "El tiempo de Adviento tiene una doble índole: es el tiempo de preparación para las solemnidades de la Navidad, en la que se conmemora la primera venida del Hijo de Dios a los hombres, y es a la vez el tiempo en el que por estos recuerdos dirigen las mentes hacia la expectación de la segunda venida de Cristo al fin de los tiempos" (NUALC 39). El punto central de la espiritualidad del Adviento lo expresa la carta a Tito: preparar "lá manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo" (Tit 2,13) en dos momentos históricos: en Navidad y al final de la historia.

Cuatro notas de esta espiritualidad: La esperanza gozosa, que asoma por todas las ventanas del Adviento. La alegría mesiánica, que se respira sobre todo en los textos de Isaías. La conversión, a la que nos llama con urgencia la voz del Bautista. La contemplación del misterio del Verbo de Dios que se hizo hombre, desde el silencio interior.


VI.- Símbolos del Adviento.

La religiosidad popular y las diversas tradiciones culturales han creado una serie de símbolos relacionados con el Adviento y la Navidad.

La Corona de Adviento: Este símbolo procede del norte de Europa y de los pueblos germánicos. El Árbol de Navidad: Inicialmente era un símbolo cultural del centro de Europa; en el siglo XIX se incorpora a la simbología religiosa de Adviento y Navidad. Pesebre o Belén: Está inspirado en la narración del nacimiento de Jesús. El gran promotor es S. Francisco de Asís; en 1226 inaugura en Greccio el primer pesebre con figuras vivientes.

.:*:.Hasta la próxima sonrisa.:*:.
*.*Dios mediante*.*
-*-Bendiciones infinitas-*-
.*.Se les quiere mucho.*.

2 comentarios:

Ana dijo...

Mi querida amiga te deseo una feliz semana llena de Armonía y amor un cariñoso abrazo


¶¶¶______¶_¶_¶¶¶¶(¯`:´¯)¶¶¶¶¶
¶¶¶¶¶(¯`:´¯)¶ _¶(¯ `•.✦.•´¯)¶¶¶
¶¶¶(¯ `•.✦.•´¯ )¶ (_.•´/|\`•._)¶
¶¶¶(_.•´/|\`•._) ¶¶ _ (_.:._)¶¶
¶¶¶¶¶¶(_.:._)¶¶¶_ ¶¶¶¶ ¶¶¶

*Luna dijo...

Hola cielo preciosa entrada del calendario de adviento que ami tanto me gusta
un beso