viernes, 11 de marzo de 2011

Día tres. Viernes después de Ceniza.


Mi día comienza.

La virtud está frente a nosotros, como una mujer cuya hermosura nos enceguece, haciéndonos señas, terrible como el relámpago, agradable como el sol.

Su belleza, que infunde temor reverencial, y su gentileza son incomprensibles. El resplandor divino de su rostro, la belleza esplendente de sus vestiduras nos ciegan.

Pero ella está dentro de todos, sosteniéndonos, sin rechazar a nadie, aun cuando nos resistimos a todos sus progresos dentro de nosotros.

Aquellos que la siguen son los que han elegido dejar atrás su incredulidad y sus opciones pecaminosas.

Ellos han elegido ponerse las nuevas vestiduras de la vida eterna. A ellos, a nosotros, ella nos dice: "No retrocedan".

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

A lo largo del día No retrocedas

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*


Mi día está terminando

En el ocaso de este día, ayúdame a vislumbrar la aurora del nuevo día y el comienzo y el comienzo de una vida nueva.

Tú estás dentro de mí y dentro de todos, sosteniéndonos, sin rechazar a nadie, aun cuando nos resistimos a tus progresos en nosotros.

Ayúdame a dejar atrás mi incredulidad, mis galanteos con la muerte. Ayúdame a no retroceder, a no alejarme de la vida.


Oración final.

Ante la muerte del amigo Lázaro.

Y Jesús lloró.
Los judíos dijeron:
-¡Cómo lo amaba!
Y levantando los ojos
al cielo, oró:
-Padre, te doy gracias
porque me oíste.
Yo sé que siempre me oyes,
pero lo he dicho por esta gente
que me rodea
para que crean
que tú me has enviado.

Juan 11, 35-36. 41-42.

.:*:.Hasta la próxima sonrisa.:*:.
*.*Dios mediante*.*
-*-Bendiciones infinitas-*-
.*.Se les quiere mucho.*.

2 comentarios:

Angelo dijo...

Pararnos ya es retroceder. Siempre adelante aqunue sea pasito a pasito.
Un abrazo

Olga i Carles dijo...

Siempre en ascenso para que ese sol ilumine nuestra mente y corazón, para asñi realizar el eterno retorno al Padre Universo.




Gracias.
Un abrazo.