martes, 15 de marzo de 2011

Día Siete. Martes I Semana de Cuaresma


Mi día comienza

Muchas veces, cuando tomamos conciencia de nuestras culpas y de nuestras miserias, tenemos miedo y nos avergonzamos tanto, que no sabemos qué hacer.

Pero Cristo, quiere que nos acerquemos a la Santísima Virgen María quien es una madre paciente, no quiere que salgamos corriendo; nada le disgusta más que eso.

Quiere que nos comportemos como un niño. Cuando un niño siente espanto y miedo, corre lo más rápido que puede hacia su madre y la llama a gritos: "Madre amada, ten piedad de mí. Me he metido en un lío terrible y necesito tu ayuda y tu sabiduría".

Aun cuando no sintamos un alivio inmediato, podemos estar seguros de que él se comporta como un hermano mayor que nos ayuda y ella como una madre sabia. Pues considera que nos hace bien lamentarnos y llorar, porque nos ama.

Él quiere que imitemos al niño, que naturalmente confía en el amor de su madre en toda situación.


.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

A lo largo del día
Estamos llamados a confiar, como los niños.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.



Mi día está terminando

En el ocaso de este día, ayúdame a vislumbrar la aurora del nuevo día y el comienzo de una vida nueva.

Tú quieres que yo sea como un niño, que naturalmente confía en el amor de su madre en toda situación.

No importa cuán temeroso y avergonzado pueda sentirme en este momento. No huiré de tu presencia Señor ni la de mi Madre Celestial, no esta noche; sino que pediré tu ayuda y tu sabiduría.


Oración final

Oración de San Bernardo


Acuérdate, oh piadosísima Virgen María,
que jamás se oyó decir que hayas abandonado
a ninguno de cuantos han acudido a tu amparo,
implorando tu protección y reclamando tu auxilio.
Animado con esta confianza, también yo acudo a ti,
Virgen de virgenes, y gimiendo bajo el peso de mis
pecados, me atrevo a comparecer ante tu soberana presencia.
No deseches mis súplicas, Madre del Verbo divino, antes bien,
óyelas y acógelas benignamente. Amén.

.:*:.Hasta la próxima sonrisa.:*:.
*.*Dios mediante*.*
-*-Bendiciones infinitas-*-
.*.Se les quiere mucho.*.

2 comentarios:

Angelo dijo...

Acabemos el día con una acción de gracias al poder seguir avanzando en ese camino hacia la Pascua eterna.
Un abrazo

Carmen Orozco dijo...

Amen!!!
Gracias siempre es una bendicion leerte y mas ahora con estas reflexciones para la cuaresma