domingo, 17 de mayo de 2009

Vida Integral. Buscando el camino extraviado. III Parte.

La admiración del niño es el espejo en el que deberiamos mirarnos durante toda la vida.

Nuestra mente está atrapada por la T.V., por la publicidad, por el trabajo de cada día. Vivimos por y para los demás y resulta que la esencia de nuestra vida es interioridad y silencio creativos. La realidad es que tenemos invertidos los ejes fundamentales de nuestro vivir.

La planificación de nuestra vida se ha escapado de nuestras manos. Se nos bombradea intensamente sobre cómo debe ser nuestro vestir, nuestro comer, nuestros hábitos, nuestros pensamientos... Por una hora vamos a intentar detener la maquinaria de nuestra vida, vamos a analizar serenamente si el camino que estamos recorriendo es el más adecuado a la realidad esencial de nuestra vida.

Vamos a olvidarnos de que existe un mundo fuera de nosotr@s mism@s y a mirar sólo nuestro mundo interior. Vamos a intentar volver a nuestro primer mundo, que fue el vientre de nuestra madre y desde la perspectiva de nuestra realidad actual, vislumbrar el maravilloso mundo que hay en nuestro interior y que desconocemos.

.:*:.Hasta la próxima sonrisa.:*:.
*.*Dios mediante*.*
-*-Bendiciones infinitas-*-
.*.Se les quiere mucho.*.


*♣*Feliz Inicio de Semana*♣*

8 comentarios:

Salvador Pérez Alayón dijo...

Si nos paramos a pensar y a mirarnos en JESÚS, nuestro único y verdadero espejo, observaremos que JESÚS lo primero que hizo fue retirarse al desierto. Desierto que significa encuentro con uno mismo, con el PADRE, y desde ahí bajar de nuevo al mundo para, no dejarse engullir, sino para clarificar y mostrar caminos de salvación, de vida eterna, de plenitud gozosa.
Vivir en el mundo, pero no dejarse coger por él. Y eso implica subir a la montaña, para luego bajar al mundo cargado de aire fresco que lo renueve y purifique.
Un abrazo en XTO.JESÚS.

Marina dijo...

Amiga que tarea más dificil nos dejas, pero no imposible por supuesto,es interiorizar nos cuesta tanto como hacer silencio, es que el mundo es un bullicio definitavamente, de ahi que tantas veces dejemos de escuchar a Dios...

ILUSION dijo...

Muy valioso lo escrito!!!!!
Besitos y una feliz semana querida amiga!!!!!

Nataly dijo...

Angelica, que hermoso tenes tu blog, cada dia está mas bello como los post que nos dejas...te dejo muchos besitos y un gran abrazo!

patricia--patty dijo...

hola angelica! pase a visitarte te dejo muchos beso llenos de bendiciones!

Estrella Altair dijo...

Estoy muy de acuerdo.. dejar fuera todos esos ruidos, y no meterlos dentro y volvernos a lo importante, la amistad, la lealtad, el compromiso, la generosidad, la solidaridad, en fin valores que se van perdiendo poco a poco.

Besos

Roberto dijo...

En mi opinión, no se trata de que olvidemos que existe un mundo fuera, sino de saber reconocer y distinguir en nuestro interior entre lo que realmente necesitamos y lo que es una necesidad superflua.En otras palabras, aprender a valorar las cosas de fuera a partir de lo que tenemos dentro.

•*♣*Angélica*♣*• dijo...

Salvador: Así es mi querido amigo, cuando nos alejamos del bullicio diario para hacer meditación u oración es en definitiva imitar a Cristo cuando se alejó al desierto para poder comunicarse internamente consigo mismo. Necesitamos ese silencio y paz para aprender a disfrutar de ese momento de tranquilidad y conocimiento interno.

Marina: Cuanta verdad amiga en tus palabras, no es fácil pero tampoco imposible, definitivamente así como nos acostumbramos al ruído, al agite, al bullicio; también debemos acostumbrarnos a disfrutar del silencio y de la conversación con un@ mism@.

Ilusión: Besos amiga también para ti y bendiciones.

Nataly: Gracias amiga, que linda eres y que bueno que te guste la nueva presentación del blog. Te extrañaba por estos lares.

Patricia: Gracias amiga querida amén, amén, amén; bendiciones infinitas y un abrazo enorme también para ti.

Estrella Altair: Eres una verdadera maestra amiga querida, gracias por tus plabras llenas de verdad y enseñanza. Bendiciones infinitas y un gran abrazo.

Roberto: Hola mi querido amigo cuando digo: "Vamos a olvidarnos de que existe un mundo fuera de nosotr@s mism@s y a mirar sólo nuestro mundo interior" me estoy refiriendo a que debemos desconectarnos del bullicio, el ruido, lo innecesario para entrar en comunicación con nuestro ser interno y a partir de allí empezar a construir nuestro mundo exterior sacando lo mejor de nosotr@s mism@s para lograr la felicidad que siempre andamos buscando afuera al igual que la verdad y que sin lugar a dudas está en nuestro interior. Me gustaría que volvieras a leer de nuevo el post, porque nunca aprenderemos a valorar las cosas de afuera sino valoramos y conocemos lo que tenemos adentro. Besos y bendiciones infinitas.