miércoles, 28 de enero de 2009

Dios sí quiere la globalización


Lo más peligroso para el hombre es la contaminación de su mente, de su corazón y de su voluntad.


Dios sí quiere la globalización
de una sociedad donde no haya
mujeres sometidas,
pobres que no se arrastren por los caminos
y niños pidiendo en las calles.

Dios quiere la globalización
de los bienes producidos
y que éstos lleguen a todos los hombres.

Dios quiere la globalización
de los medios de comunicación donde
los hombres puedan expresar sus ideas
y respetar los derechos de cada uno
y cumplir los deberes que nos corresponden.

Dios quiere la globalización de los gobiernos
para que las naciones ricas ayuden
a las naciones pobres e igualarse
en los logros que ellos han obtenido.

Dios quiere la globalización de una sociedad
de iguales, con iguales oportunidades
y con posibilidades de igualdad.


Hasta la próxima sonrisa!!!
Dios mediante!!!
Bendiciones infinitas.
Gracias por el apoyo constante,
por sus palabras y cariño.
Me han hecho muy muy muy feliz.
Se les quiere mucho.

Pd:El fin de semana Dios mediante, les cuento como ha estado el trabajo.

4 comentarios:

Adrisol dijo...

hola querida angélica!!!!!!!

sabías que se te extraña en la red!!
se extrañan tus palabras positivas y tu sonrisa!!!!!!!

creo que este tipo de globalización es la que quiere el Señor y no a la que nos están llevando las grandes potencias!!!!!!

un abrazo, dulce

Nataly dijo...

Querida amiga hermoso escrito y estoy segurisima que Dios desea y quiere todas estas cosas, lastima que nosotros mismo no podamos concretarlas, que hermoso seria el mundo cumpliendo con todo lo que Dios desearia!

Te mando un fuerte abrazo, espero que te encuentres bien y que tengas un hermoso dia Jueves!!!

Besitos.

ILUSION dijo...

Hola Angélica¡

Exactamente; y que diferente fuera todo cumpliendo lo que Dios quiere para nosotros¡¡¡¡

Un Abrazo y muchísimos besitos querida amiga, y lleva la vida con calma, se te entiende¡¡¡

fabi dijo...

Hola Angelica,
me encanta como siempre leerte, eres tan dulce... un beso da Roma para ti ♥