domingo, 18 de enero de 2009

Bajo las alas.


La revista "National Geographic" publicó hace ya un tiempo, un artículo sobre algo sucedido después de un incendio en el Parque Nacional Yellowstone de los EE.UU.

Después de sofocado el fuego empezó la labor de evaluación de los daños, y fue entonces que al ir caminando por el parque, un guardabosques encontró una ave calcinada junto al pie de un árbol, en una posición bastante extraña, pues no parecía que hubiese muerto escapando o atrapada, simplemente estaba con sus alas cerradas alrededor del cuerpo.

Cuando el impactado guardabosques la golpeó suavemente con una vara, tres pequeños polluelos vivos emergieron de debajo de las alas de la madre, quien sabiendo que sus hijos no podrían escapar del fuego, no los abandonó.

Tampoco se quedó con ellos en el nido sobre el árbol, donde el humo sube y el calor se acumula, sino que los llevó, quizás uno a uno, a la base del árbol y allí brindó su vida por salvar la de ellos. ¿Pueden imaginar la escena? El fuego rodeándolos, los polluelos asustados y la madre muy decidida, infundiéndole paz a sus hijos, como diciéndoles: "no teman, vengan bajo mis alas, nada les pasará".

Tan seguros estaban al estar ahí tocando sus plumas, aislados del fuego, que ni siquiera habían salido de ahí horas después de apagado el incendio. Estaban totalmente confiados en la protección de la madre y solo al sentir el golpeteo pensaron que debían de salir.

Lo mismo hizo Jesús por ti y por mi, acostumbrémonos a ponernos debajo de las alas de nuestro Señor cada vez que estemos pasando por una tribulación o necesidad; pero también acordémonos de ponernos bajo sus alas, tan sólo para darle las gracias por todo lo que somos y tenemos...

Bendiciones infinitas.
Se les quiere mucho.
Feliz semana para tod@s.

Hasta la próxima sonrisa!!!
Dios mediante!!!

13 comentarios:

ILUSION dijo...

Hola Angélica¡

¡Qué tierna y conmovedora historia¡ pobrecita del ave que murió pero salvo a sus polluelos....y tienes mucha razón, hay que pedirle a Dios pero tambíen agradecerle, yo tengo esa costumbre.......Besitos¡¡¡

BUDOKAN dijo...

Hola, aprovecho que paso por aquí para dejarte saludos y un muy feliz año!

Marina dijo...

Linda y conmovedora historia ya la conocia, pero siempre es una fortuna volver a refrescar el mensaje que nos trae, amar hasta dar la vida. Saludos Amiga

Adrisol dijo...

hola angélica!!!

tierna tu historia y llena de amor.........gracias por hacernos reflexionar!!
un abrazo

KARMILA dijo...

Exacto amiga eso hace jesus con todos nosotros, hermosa reflexión¡

Besitos amiga¡¡

patricia--patty dijo...

que hermosa historia!! es asi amiga yo tengo esa costumbre la aprendi hace poco tiempo de dar gracias por todo lo que me pasa! se que DIOS JESUS Y LA VIRGEN ESTAN SIEMPRE A MI LADO.besos abrazos y bendiciones!!

Fernando dijo...

Una historia que impacta, sobre todo porque a veces en nuestra sociedad vemos actos desnaturalizados que prefiero no mencionar, vemos niños en las calles, y vemos estos ejemplarizantes hechos de la naturaleza, que te ponen a reflexionar, y así es dar gracias a nuestro señor , a Jesús, por todo lo que nos ha dado, y para que nos acompañe siempre en nuestros caminos a recorrer.

Para tu un excelente comienzo de Semana!

P.D: Y aunque atrasado feliz día del educador, mis padres también lo son aunque jubilados, bonita labor, educar y enseñar , para crecer y vivir, espero que algún día los gobernantes le den a esta profesión el valor que se merece

liana isabel dijo...

Muy conmovedor este relato, aqui se muestra hasta donde puede llegar el amor de una madre por los hijos.

Dove dijo...

Me encanta la idea y la imagen de mantenernos protegidos bajo sus alas...es el mejor refugio...
Por cierto, he vuelto a reactivar mi blog.Me encantará tu visita.
Un abrazo querida amiga

☼El Rincón del Relax☼ *Beatriz* dijo...

Hola guapa, que tal?. Había leído esto ya con anterioridad y es fascinante y conmovedor. Por todo lo demás ya sabe que navegamos por el mismo espacio...

Te dejo un relajante abrazo y un besote!

Martha Colmenares dijo...

Mi querida Angélica
He estado pendiente de pasar por aquí, pero he comenzado el año algo complicada. Ya sabes como van las cosas.
Abrazos

João Videira Santos dijo...

Una história fascinante, uno grito de vida.

Beso

Yudith dijo...

Hola Angelica, mi querida amiblog! Feliz 2009 con mucho exito, paz, amor, salud! Gracias por estar aqui, los extrañe de veras! Besos