sábado, 22 de agosto de 2009

Enséñame a orar con fidelidad

"Señor, Dios mío:
tú eres el viviente, el que todo lo habita
y lo rige penetrándolo.
Las formas de las cosas son imágenes
de tu soberanía, y lo que acontece,
habla de tu acción.
Pero nuestros ojos están impedidos
y no ven lo que brilla a través de la apariencia;
y nuestros oídos no perciben
la voz que habla de ti.
Tú eres el que de verdad existe,
presente en todo lugar, y dondequiera que
estemos, estamos ante tí; pero nuestro corazón
es obtuso y sólo raramente siente
tu santa presencia.
Por eso a menudo es penoso, Señor,
ponerse ante ti en oración.
Muchas veces nuestra mirada va a lo oscuro
y no encuentra lugar donde pueda descansar.
Muchas veces hablamos en lo silencioso
y no percibimos respuesta.
Y cuando nos liberamos de la opresión

de las cosas y queremos presentarnos ante ti,
nos erguimos, casi siempre, en el vacío.
Entonces nuestra oración se nos aparece
sin sentido, y ello nos incita a volver de nuevo
a las cosas conocidas.
Pero tú, Señor, nos enseñas a desconfiar
de esas sensaciones.
La oración no puede querer ser la expresión
de nuestra necesidad, sino el santo servicio
que debemos a tu honor
y que es necesario a nuestra alma.
Por eso te ruego que me enseñes a hacer
este servicio con fidelidad.
Quiero entrar ante ti y perseverar,
aunque me parezca encontrarme sol@.
Quiero hablarte y creer que mi palabra
encuentra tu corazón,
aun cuando nada parezca contestar.
Quiero sobrellevar la fatiga de la oración
tanto tiempo como te agrade;
pero no la dejes durar demasiado.
Hazme sentir que estoy ante ti.
La Revelación habla de tu rostro,
que resplandece sobre nosotros;
muéstrame, oh Señor, ese santo rostro,
para que sepa a quien hablo.
Yo creo que tú me amas:
déjame penetrarme de tu corazón".

Romano Guardini.


Fijemos nuestra mirada en Jesús;
así trabajando con él,
todo lo que hagamos nos resultará mejor.
(De las Obras de Madre Teresa de Calcuta)

.:*:.Hasta la próxima sonrisa.:*:.
*.*Dios mediante*.*
-*-Bendiciones infinitas-*-
.*.Se les quiere mucho.*.

4 comentarios:

Eduardo dijo...

Hay que abandonarse en los brazos poderosos y misericordiosos del Señor y la oración es la mejor manera de acercarse a EL, pero la oración es un proceso, de manera muy personal comento que me ha costado mucho ser fiel y piadoso en la oración, me encantaría poder dedicar más tiempo para entrar en comunicación con nuestro Papá Dios, pero solo El nos puede ayudar a entender ese significado tan profundo de la oración.

Marina dijo...

Hola Amiga que bonita oración, aveces me distraigo en la oración y debo volver, pido perdón a Dios por esas distracciónes, ciertamente cuesta encontrar no el tiempo sino el espacio apropiado,en el ´día a día es dificil hacer y encontrar el silencio para conversar con el Señor.. Pero no dejo de intentarlo, Saludos a Luis a tus Padres un abrazo para ti. los queremos mucho..

Alter ego dijo...

Hola Angelica,ciertamente,nunca se acaba de aprender;pero sí se acumula una reserva de reflexión y de experiencia que permite interpretar y utilizar lo que se va adquiriendo.Buenas y felices vacaciones.

*Luna dijo...

Hola cielo un precioso texto me encanto
pasate por mi blog tienes un premio
un beso