viernes, 20 de febrero de 2009

Setenta Recetas para adquirir una gran personalidad y triunfar en la vida. II Parte

11.- Los que han triunfado no eran super inteligentes, ni "super cualquier cosa más". Sino super confiados en sí mismos o en la ayuda de Dios. Creyeron que podían obtener lo mejor, y lo obtuvieron. "Dichoso el que confía en Dios, será fuerte como una montaña".

12.- Es bueno admirar a los que han triunfado, pero no hay que rendirles culto como si fueran personas distintas a nosotros. Usted puede también obtener triunfos como ellos. Ellos creyeron que podían obtener lo mejor, y lo obtuvieron. Observe cómo son las actitudes de las personalidades triunfadores: son actitudes positivas; creyeron que el éxito era posible, y fue posible. En eso es en lo que sí son superiores a nosotros: en que tuvieron fe en el éxito, y la fe les trajo el triunfo. Jesús decía: "Según sea tu fe, así serán las cosas que te sucederán" (Mateo 8,8). Esto lo decía de la fe en Él, pero se cumple muy bien siempre que se habla de la fe.

13.- Los que creen que valen poco, obtienen poco. Los que creen que no pueden hacer grandes cosas, no las hacen. La creencia en el éxito es el termómetro que marca los triunfos que vamos a conseguir. Observe a los mediocres: el termómetro de su propia esperanza de triunfar está siempre en cero. Y esa falta de creencia en el éxito se refleja en sus palabras, en sus obras y en sus fracasos. A estos desconfiados sí que habría que repetirles la frase del Señor a Pedro cuando se hundía entre las olas por su temor "Por qué dudaste, hombre de poca fe?". (S. Mateo 14,32).

14.- Los que creen que pueden hacer grandes cosas, las hacen. Examinemos la vida de las personas que van avanzando en progreso. Tienen pensamientos positivos. Están seguros de un porvenir triunfante. Creen que el buen Dios los trajo al mundo para que participen de sus propios triunfos, y no para ser unos fracasados.

15.- Una persona es el producto de sus propios pensamientos. Suba el termómetro de sus esperanzas, y subirá la cantidad de sus triunfos.

16.- Hay que hacer que la mente trabaje en favor nuestro y no en contra nuestra. Me comparé, dice uno, con los que triunfaron, y me di cuenta de que no eran más superdotados que yo. Entonces ¿por qué obtuvieron los triunfos que yo no he alcanzado? Porque pusieron su mente a trabajar en su favor, y ella les produjo iniciativas, anhelos de triunfo, seguridad de conseguir sus metas. Yo en cambio tenía mi mente ocupada en llevarme hacia el abismo con sus pensamientos negativos, llenos de pesimismo y desesperanza.

17.- Crea en usted y en el poder de Dios; y las cosas buenas se irán sucediendo. Haga un simple experimento. Consiga un evangelio y señale allí las promesas hechas por Dios a los que creen en su poder y en su bondad. Se va a quedar boquiabierto(a) al saber las maravillas que están hechas para usted pero que no ha conseguido por una sola y única razón: no ha creído usted en el inmenso poder de su Padre: Dios.

18.- La mente es una fábrica de pensamientos. Pero tiene DOS JEFES: el señor TRIUNFO y el señor DERROTA. El señor Triunfo fabrica pensamientos positivos: razones para convencerlo a usted de que su vida tiene por fin el obtener éxitos a montones. Y el señor Derrota fabrica pensamientos negativos. Se especializó en decirle a usted las razones por las cuales todo le va a resultar mal. Triunfo y Derrota son muy obedientes. Usted llama al señor Derrota y éste le dice: "Este es un día malo, usted es de mala suerte, la gente tiene mala voluntad para con usted, etc... y como el señor Derrota es tremendamente eficaz, lo convencerá a base de pensamientos negativos de que usted fracasará, porque ya fracasó otras veces... Que la gente dice de usted... que usted no sirve para ésto...

Pero si usted llama al señor Triunfo, él también empieza a producir pensamientos positivos: "Este es un día estupendo. La salud anda bien. La gente tiene muy buena voluntad... etc. Usted le dice: "Me encuentro en una situación difícil: señor Cajero de mis pensamientos: qué me aconseja? Y el señor Triunfo le dice: "Recuerde que otras veces ya triunfó... que la gente tiene confianza en usted... que hay muchos que hablan bien de sus buenas cualidades, etc., etc.

Ahora bien: para qué llama usted al Cajero Derrota si él, sólo le tienen pensamientos tristes? La única SOLUCIÓN ACERTADA ES DESPEDIR AL SEÑOR DERROTA. Usted no lo necesita. El no le puede ayudar en nada. Echelo a la calle. Y emplee al señor Triunfo. El le tiene toda una colección de pensamientos optimistas en su depósito de la mente. Utilice los consejos del señor Triunfo hora por hora y minuto por minuto. Esto le hará gran bien.

19.- Hoy aparecen en el mundo más de un millón de probabilidades para gente que desea triunfar: sea usted uno de ellos. No sea de esos que van gateando por la vida creyendo que nada pueden obtener. SEA DE LOS QUE CREEN QUE DIOS PREPARO TRIUNFOS PARA ELLOS. El primer paso que no puede ser evitado, para poder triunfar es: Crea en la ayuda de Dios. Crea en usted mismo, y triunfará. "Si Dios está con nosotros, quién podrá contra nosotros". (San Pablo).

20.- Tres medios para obtener el poder de la creencia en el triunfo:
a.- Siempre piense en el éxito, nunca piense en el fracaso. Cuando se le presente una situación difícil no piense nunca "Probablemente perderé". Diga más bien "Venceré". Cuando alguien triunfa no piense nunca "Soy un descalificado. Yo no lograré lo que él obtuvo". Piense más bien: "Yo también tengo probabilidades, yo también puedo". AL PENSAR EN PROBABLES EXITOS SU MENTE CREA PLANES QUE LOS PRODUCEN, pero si imagina el fracaso, su mente produce pensamientos que lo atraen.

b.- Recuerde que usted es mejor de lo que cree ser. Los afortunados no son superhombres. El éxito no exige tener una superinteligencia. Las gentes exitosas son por lo general personas ordinarias, pero que han desarrollado la creencia de que sí pueden triunfar, y creen en el buen resultado de lo que hacen. NUNCA SE VENDA A BAJO PRECIO! Usted vale mucho más de lo que se imagina.

c.- Crea en grande. Si piensa en metas reducidas obtendrá realizaciones mínimas. Si se propone metas grandes, obtendrá éxitos grandes.

.:*:.Hasta la próxima sonrisa.:*:.
*.*Dios mediante*.*
-*-Bendiciones infinitas-*-
.*.Se les quiere mucho.*.

5 comentarios:

Nataly dijo...

Me encantaron estas recetas querida amiga!!!
me vienen muy bien para este momento.

Te mando un beso grande y que tengas un hermoso fin de semana!

ILUSION dijo...

Hola Angélica¡

Excelentes recetas¡¡siempre empleo al señor Triunfo y me da consejos Positivos para obtener éxitos grandes¡¡

Besitos y feliz fin de semana¡¡

Javier dijo...

Buenas noches Angelica, paso por aqui a saludarte y a darte un beso y un abrazo, gracias por tus regalos, saludos amiga :)

Alí Reyes H. dijo...

Necesito de tus recetas Angélica. Gracias por pasármelas.

--------------------

Y recuerda que te espero por tigrerro pues la próxima es su semana aniversaria. hay un texto acerca de Celia Cruz que está de antoloía

Estrella Altair dijo...

Hola Angélica... son buenos apuntes, para poner en práctica... pero no es tan sencillos, hay que levantarse cada mañana y... volver a organizar el puzzle para ser feliz, para aprender de los errores, para mejorar y ser generoso....

Para vivir en definitiva una vida plena y sincera.

Un beso