sábado, 4 de agosto de 2007

Hoy les traigo este cuento...

VIVIR LA VIDA EN ALEGRÍA

Hay dos maneras de vivir la vida,
decida usted con cual quedarse...

Un matrimonio estaba
completamente desconcertado
ante la actitud de sus dos hijos.
Ante una realidad, el uno reaccionaba
con total pesimismo, y el otro de forma
opuesta. Decidieron llevarlos
a un psicólogo, que decidió
someterlos a una prueba.
Al pesimista lo encerró en un cuarto lleno
de juguetes y al optimista en un
establo de animales.
Horas más tarde, el pesimista estaba
malhumorado y peleando
con los juguetes,
y el segundo todo sudoroso, recogiendo
las moñigas de los caballos y que,
al preguntarle qué era lo que
estaba haciendo, respondió:
"Los tomates que sembramos el otro día
necesitan ser abonados
y estoy recogiendo este estiércol que
es mucho mejor que los fertilizantes.

11 comentarios:

Alfredo dijo...

Es difícil salir de esa situación, en la que a todo le vemos el lado negativo. Sólo si uno mismo lo decide es que se puede salir.

Y asi podemos estar mucho tiempo, haciéndonos mucho daño, sin ninguna necesidad.

Muy bonito relato. Saludos

Acerina dijo...

Na'guará! Que impresión!!!! Definitivamente la actitud, el enfoque personal, es lo que hace la diferencia.

Me encantó.

Un beso...

P.D. Maravilloso leerte de nuevo!

Javier dijo...

Un mensaje muy positivo, saludos :)

Poetiza dijo...

Angelica, muy bonito mensaje. Recibe mis saludos. Cuidese nena.

Angélica dijo...

Alfredo: Hola, bienvenido a mis rutas, lo que vale cuesta sabes? por eso nada es tan fácil, pero nada es imposible si queremos de verdad lograrlo. Es cuestión de actitud. Besos y un fraternal abrazo.

Acerina: Amiga querida, que bueno que estés por aquí, ciertamente es cuestión de actitud. Maravilloso para mí es que tengo gente como tú que me lee y es una maravilla poder escribir para todos. Besos amiga.

Javier: Gracias por esas palabras, esa es la idea transmitir pensamientos, escritos y deseos positivos. Besos y un fraternal abrazo. Eres bienvenido siempre.

Poetiza: Gracias amiga, un beso muchos saludos para ti también.

Keyly dijo...

Hola amiga!
Muy linda esta historia..motiva a reflexionar con respecto a nuestras aptitudes ante las situaciones diarias...
Gracias por siempre recordarme cosas que son valiosas...
Un beso!! Felices vacaciones...jeje!!
Sigo la ruta!!

lanobil, dijo...

Gracias por tu visita, yo, a veces, soy como un hermano, y otras como el opuesto. Pero en las cosas realmente importantes, en las que creo, siempre las afronto positivamente. Un saludo

Antero dijo...

Muy bonita la historia que nos relatas, Angélica. El tratar de ser positivo en la vida es el primer paso para ser feliz

Un saludo

Mustafa Şenalp dijo...

alvamurillo@hotmail.com (

G-russo dijo...

fantastica tu reflexion, como quisiera ser el niño positivo, pero no puedo, las injusticias de la vida, los dias nublados que me atacan, me han hecho un hombre malhumorado que no se levanta dando gracias por lo que tiene, si no llorando por lo que no puede ser

Angélica dijo...

Keyly: Hola amigui, gracias por tus palabras, esa siempre ha sido la idea la reflexión y el cambio interior. Un beso amiga.

Lanobil: gracias a ti por regresar, y es cierto la vida nos pone en situaciones en las que debemos pensar y analizar como actuar; por eso no estamos exentos de responder de una forma u otra, somos seres humanos... Un gran abrazo.

Antero: Amigo querido tienes el don de dar siempre en el clavo, el ser positivo nos lleva a la felicidad. Besos y un gran abrazo.

Mustafa: Gracias por la visita, voy a trabajar en traducir tu blog, eso sí regresa. Un fuerte abrazo.

G-russo: Si quieres ser feliz, ama, perdona y olvida... tú tienes mucha capacidad humana, nadie que escriba como tú lo haces con tanta sinceridad de sus cosas, puede decir que "no puede" ser positivo, la vida es así con sus altos y bajos, sus idas y venidas por lo tanto el libre albedrío nos permite ser como queremos realmente ser. Si quieres... puedes no hay de otra. Besos y un fuerte abrazo.