miércoles, 17 de septiembre de 2008

Cuida a tu pareja


"La vida fluye en pequeños instantes que no puedes congelar". Ricardo Bulmez.


Un escrito del Padre Ricardo Bulmez.

Voy a decir algo, que con seguridad va a molestar a muchos, pero que cuando se los explique les va a molestar más, y es que a veces cuidamos más lo SEGURO que TENEMOS, que lo INSEGURO.

Me explico: yo siempre digo, no cuides tanto a tu familia, cuida a tu PAREJA y la gente se sorprende!!!
Pero cómo que no voy a cuidar a mi familia?
Es MI FAMILIA!!
A tu familia no la tienes que cuidar. Es tu familia.
TU FAMILIA, está SEGURA, nunca se pierde.

Ustedes han oído decir a alguien “allí va mi ex hijo, allí va mi ex padre”?
No, verdad?. Pero han oído mucho, “allí va mi ex pareja”.

Entre los padres, los hijos, los hermanos, los abuelos, los tíos, los primos... la familia es lo más seguro, que se tiene, no hay ex.
Ellos están allí y por muchos años que duren sin verse, por mucho tiempo que tarden en escribirse ellos están allí.

Usted no puede decir; “aquella señora que va pasando por allí, fue mi madre por 25 años”… Su madre está allí, ella está segura.
Es más, les voy a decir otra cosa,… de todos los amores; que es tender lazos, de todos los puentes, el amor más débil que existe es el de PAREJA.

En una pareja no hay consanguinidad. Por eso hay que darlo TODO, para formarse algo.

Tener una pareja es como cuidar una flor. Si una flor no se riega, se muere, y si se riega mucho también. Hay que ser un artista para cuidar una flor. Yo no sé cuidar flores, por eso soy cura. Por eso, el amor de padre, de madre y de hijo es como tener un "cují coriano”, nadie los riega, pero está ahí.

Eso que llamamos AMOR ETERNO, se da en papá, en mamá, en un hijo y en amigos, que también pueden llegar a ser un amor eterno; es decir un amor sin condición. Pero el AMOR en una PAREJA es un AMOR DIARIO, que tiene que cuidarse TODOS LOS DÍAS.

Tengo un hermano en los Estados Unidos, que se fue hace más de diez años, y duramos ese tiempo sin comunicarnos. Nunca le llamé y puedo decirlo que, hasta por descuido. Siempre sabía de él, por nuestra madre, y cuando regresó, lo fuí a buscar al aeropuerto, y al darnos el abrazo fué tan fuerte que lloramos de emoción. Allí estábamos.

Pero vete lejos de tu pareja diez años… haber que encuentras. Por eso EL AMOR DE PAREJA, es AMOR de todos los DÍAS.

Yo puedo hablar con mis padres cada semana, una vez al mes... Pero si tuviera pareja, la estuviera llamando a cada momento. Y no es que sea bueno o no.
Es que el AMOR es así.

Por ejemplo, yo comparo el AMOR de aquellas parejas que por alguna circunstancia del destino, tienen un hijo discapacitado. No es que no quieran a los otros hijos, ellos están seguros.

De aquél hijo tienen que estar más pendientes, porque no se puede valer por sus propios medios, se puede caer, a lo mejor no come solo… En cambio los otros están bien, los quieren y saben que están ahí.

Si tengo una pareja, ese es el AMOR discapacitado. De ese tengo que estar más pendiente porque necesita más. El amor de los padres es independiente.

El AMOR de PAREJA es dependiente. Ella depende de mí y yo dependo de ella.
Estamos unidos “hasta que la muerte nos separe”, pero EL AMOR que nos debemos es como el amor de un hijo discapacitado.

**********

Ricardo Bulmez, sacerdote católico venezolano y psicólogo, nacido en la ciudad de Coro, especialista en dinámica de grupos, un ser espléndido a quien tuve la oportunidad de conocer hace ya 8 años; conferencista internacional. Por más de treinta años ha diseñado, producido y presentado talleres, seminarios, conferencias, retiros espirituales, ponencias, artículos para prensa y revistas sobre temas como autoestima, motivación, relaciones humanas, liderazgo, familia y parejas. Es fundador y director de la organización internacional CRECE, institución sin fines de lucro de origen venezolano, que le sirve de plataforma para impartir sus enseñanzas, las cuales han impactado y transformado la vida de miles de personas en los países que ha visitado. Sus mensajes se caracterizan por la sencillez, cargados de humor y de semillas de amor. Aprovecho este post para recomendarles sus libros: "El Arte de Combinar el Sí con el No" y "La Vida es un Paseo".

9 comentarios:

Alí Reyes H. dijo...

¡Tremenda reflexión!...Me puso a pensar...Es demoledora...Explica muchas cosas, de manera descarnada.

Hada Saltarina dijo...

¡Qué punto de vista tan interesante! Me ha dado que pensar.
Un abrazo, querida Angélica

Anónimo dijo...

Buenas tardes Angélica, siempre te leo me hace mucho bien sobre todo lo que escribes a nivel de pareja, pero es la primera vez que me atrevo a escribirte, esto que publicaste me identifica plenamente no te imaginas cuanto mal le ha causado a mi relación matrimonial la intromisión de la familia de mi esposo, y nuestro matrimonio está a punto de irse al divorcio, quisiera poder desahogarme más, si me lo permites te escribiré un correo.
Sinceramente gracias.
Irismar

alfredo447 dijo...

Sí, el amor de pareja es cosa de dos y crece entre cuatro manos. La última palabra la tienen ambos, aunque a veces por el porvenir de la relación hay que renunciar al propio ego y ceder, por amor.

Un abrazo.

Dayana dijo...

Cuanta verdad hay en tu escrito de hoy amiga, bendiciones para ti y para el Padre Ricardo.
Besos.

Anónimo dijo...

Sentí el dedo en la llaga!!!

Yudith dijo...

Hola Angelica pasando a saludarte y enviarte mi gran afecto amiga. Besos

Adonai dijo...

Mi querida Angélica, totalmente de acuerdo, ¡cuántas veces las parejas se van abandonando poco a poco uno al otro por estar siempre pendientes de los demás! Hay que cuidar la pareja.

Un beso muy fuerte, amiga...

Angélica dijo...

Alí Reyes H: Así es muy descarnada, por eso me encanta escucharle porque habla como decimos aquí sin pelos en la lengua. Besos corazón y un gran abrazo.

Hada Saltarina: Eso es lo bueno amiga querida, que nos habla tan claro que no sólo hace pensar sino que de alguna manera nos hace reflexionar y cambiar el paradigma. Besos amiga.

Irismar: Estoy a tu orden y a tu disposición, envíame lo que quieras y desees yo haré todo lo humanamente posible por orientarte. Gracias por tu comentario y la confianza. Bendiciones para ti.

Alfredo447: Que alegría el tenerte por aquí, me encanta tu regreso!!! Por eso dicen que la medida del amor es amar sin medida.
Un gran abrazo.

Dayana: Gracias amiga, amén, amén, amén, igual besos y bendiciones.

Anónimo: Eso me huele a reflexión y a ganas de cambiar!!! Será??? gracias por venir y regresa cada vez que quieras. Bendiciones.

Yudith: Gracias amiga querida, igual para ti, besos y bendiciones.

Adonai: Por eso hay que siempre tener en cuenta lo que nos dicen en el curso prematrimonial y en la ceremonia, y forma parte de la palabra del Señor: "Ahora son una sola carne", hay que cuidarse mutuamente porque son uno. Besos mi amigo querido y bendiciones.