lunes, 11 de agosto de 2008

Quiero alargar mi mano

Cuando tengas que elegir entre varios caminos, elige siempre el camino del corazón.

Esta mañana me incliné para dar una caricia,
me resbalé y me torcí el pie;
pero no importa, mañana volveré a ofrecer
de nuevo otra caricia.

Hoy entregué una donación a una Fundación de
inmigrantes abandonados y, al día siguiente,
leo en la prensa que era un fraude;
no importa, mañana seguiré dando mi aporte
a la Fundación de Niños con Sida.

Hoy le dije "Buenos días" al portero del edificio
y ni siquiera me contestó;
pero no importa, mañana
le seguiré deseando los buenos días.

Camino a la oficina me tropecé
con un obstáculo y molesté a un ciudadano,
y al ofrecerle disculpas, me insultó
y me dijo del mal que me iba a morir,
pero no importa, mañana seguiré pidiendo
disculpas por algo que me salió mal.

Me estacioné en un lugar prohibido para llevar
el periódico a un anciano que no puede caminar
y al volver tenía puesta una multa;
pero no importa, mañana volveré con el periódico
y procuraré evitar la multa.

Como esta mañana no tenía nada que ofrecer
a quien me alargaba la mano,
le ofrecí mi sonrisa y mi mano
deseándole los buenos días.
Su rostro me devolvió la sonrisa
y sus ojos me hablaron.



10 comentarios:

Adonai dijo...

Tu sonrisa y tu mano me parecen un regalo precioso, de los mejores...

Un beso grande, querida amiga, y que Dios te bendiga...

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Qué importante insistir en nuestros ideales. Yo hice algo lindo, hoy...Lo llevo en la mente y le doy gracias a Dios por poner esas semillas en nuestro corazón.

Qué lindo leerte, Angélica, hacía bastante que no nos cruzábamos... Te dejo un abrazo y no dudes en seguir dando, la alegría vuelve, no?

Muák! ♥

No puede ser que estemos aquí para no poder ser dijo...

Hola amiga! tantas noches sin leernos, espero que te encuentres muy bien al igual que yo. Los estudios son los responsables de mi poco tiempo. Un saludo y un abrazo muy grande.

Damarys dijo...

¿Cuántas veces no me habrá provocado no seguir insistiendo?, pero como siempre, recuerdo tus palabras, es más sabroso dar que recibir, y quien no lo recibe es quien se lo pierde. Gracias amiga, es hermoso.

ligia bermúdez dijo...

Hola Angélica!
Te dejo mis saludos, y gracias por tus letras.
Besos.
Cuídate mucho.

SILVIA dijo...

hola amiga¡¡¡ que bello texto, cuanta razon tiene , uno se siente tan bien cuando hace el bien,es un placer visitarte y leerte
besitos

Yudith dijo...

Hola Angelica, precioso, hermoso homenaje al amor incondicional que solo Dios da, gracias! Pasa por mi blog te deje algo! Besos

Poetiza dijo...

Hola, a pesar de los obstaculos amiga, que bello es amar, dar amor sin esperar nada. Un beso, cuidate.

Miriam Jaramillo dijo...

Gracias amiga. Siempre sera un placer visitarte. Sinceramente.

Nelson dijo...

Que bonito....

me hace recordar al Padre Rivolta, quien en sus tiempo, siendo muy amigo de la familia se volvió mi primer consejero y yo su monaguillo.

Hogares crea en su honor, haciendo una gran labor social.

Espero te mejores.

un abrazo.