lunes, 19 de mayo de 2008

Alegría

Si quieres que tus ojos sean claros
intenta conseguir en tu interior
un espacio en el que habite la Alegría.

Si quieres tener labios capaces
de expresar nuevos sonidos
y hacer que las palabras
no sean murallas que separan,
sino puente que te une a los hombres,
intenta edificar en tu interior
una estancia en la que habite la Alegría.

Si quieres que tus manos sean largas
y alcancen en su gesto de hermandad y
saludo todos los rincones de la tierra,
intenta edificar en tu interior
un espacio reservado a la Alegría.

Si quieres que tus ojos, tus manos
y tus labios se puedan convertir
en signo de hermanadad en la humanidad,
intenta que en tu alma, cada hora,
se vaya haciendo firme la Alegría.

Anónimo.

5 comentarios:

Ligia Bermúdez dijo...

Hola Angélica, la alegría como modo de vida y como valor es tan necesaria en la actualidad, si aprendiéramos eso cambiaríamos el mundo. Buen escrito. Saludos.

Pp. dijo...

No estoy segro que mis ojos sen claros, el espacio a la alegría es opacado muchas veces por sueños y promesas personales...
Pero ciertamente lo leo aquí,
y se que lo pienso.

Buenas noches Angélica,
y que continue muy bien la semana

SILVIA dijo...

hola angelica
que bello texto, cuantas cosas lindas trasmite
besitos

Yudith dijo...

Hola Angelica, que precioso el escrito igual que el nene de la foto! Gracias! Pasa por mi blog, ya cumpliendo con la entrega de premios, hay algo para ti. Besos

Hada Saltarina dijo...

Hola Angélica!

Te hago una invitació para pasare por mi casa cibernética y que recojas un regalito que hay ahí para ti.

Un abrazo