sábado, 2 de febrero de 2008

NUESTRA SEÑORA DE LA CANDELARIA

2 de Febrero. Fiesta de la purificación de la Virgen, celebrada universalmente.
Patrona de las Islas Canarias

Imágen de la Virgen de Candelaria que se venera en la Parroquia Nstra. Señora de Candelaria en Valencia. Estado Carabobo. Venezuela


Historia
No hay acuerdo sobre el año de la aparición, pero la mayor opinión es que apareció en la desembocadura del barranco de Chimisay, parroquia de Güimar, 95 años antes de la conquista de Tenerife, es decir aparecería del 1400 al 1401. Fray Alonso de Espinosa escribió la historia en 1594.

Sobre la aparición
Iban dos pastores guanches a encerrar su ganado a las cuevas cuando notaron que el ganado se remolinaba y no quería entrar. Buscando la causa miraron hacia la embocadura del barranco y vieron sobre una peña, casi a la orilla del mar, la santa imagen la cual creyeron estar animada. Como estaba prohibido a los hombres hablar o acercarse a las mujeres en despoblado, le hicieron señas para que se retirase a fin de que pasase el ganado. Pero al querer ejecutar la acción, el brazo se le quedó yerto y sin movimiento. El otro pastor quiso herirla con su cuchillo. Pero en vez quedó herido el mismo. Asustados, huyeron los dos pastores a Chinguano, a la cueva-palacio del rey Acaymo, para referirle lo acontecido. El rey fue a ver con sus consejeros. Ella nada respondía pero nadie se atrevía a tocarla. El rey decidió que fuesen los mismos dos pastores ya heridos quienes la recogieran para llevarla al palacio. Ellos, al contacto con la imagen, quedaron sanados. El rey comprendió que aquella mujer con el niño en brazos era cosa sobrenatural. El mismo rey entonces quiso llevarla en sus brazos, pero después de un trecho, por el peso, necesitó pedir socorro. Es así que en lugar de la aparición hay hoy día una gran cruz y en el lugar donde el rey pidió socorro, un santuario a Nra. Señora del Socorro.


La llevaron a una cueva cerca del palacio del rey hoy convertida en capilla. Mas tarde un joven llamado Antón, que había sido tomado como esclavo por los españoles y había logrado escapar y regresar a su isla, reconoció en la imagen milagrosa a la Virgen María. El, habiendo sido bautizado le relató al rey y a su corte la fe cristiana que el sostenía. Así llegaron a conocer a la Virgen María como "La Madre del sustentador del cielo y tierra" y la trasladaron a la cueva de Achbinico para veneración pública.


La imagen fue robada por los españoles pero devuelta tras una peste que ellos atribuyeron al robo sacrílego. Mas tarde, cuando los españoles conquistaron la isla, la devoción ya estaba allí arraigada. En 1526 se edificó el santuario por los muchos prodigios que Dios obraba por Nuestra Señora de la Candelaria.


De Las islas canarias la devoción se propagó a América. Hernán Cortés llevaba al cuello una medalla de esta imagen. En 1826 la imagen se perdió víctima de una inundación.
-Fue declarada Patrona Principal del Archipiélago Canario por decreto de la Sagrada Congregación de Ritos el día 12 de diciembre de 1867.
-Coronada canónicamente el 13 de octubre de 1889.
-La basílica actual (1-2-1959)


Virgen de Candelaria en el municipio tinerfeño homónimo
La Virgen de la Candelaria es una de las advocaciones de la
Virgen María. La historia de esta imagen está unida íntimamente a la historia de las Islas Canarias y especialmente de la isla de Tenerife pues fue el lugar donde se dice que apareció. La talla original se conservaba en la Basílica de Candelaria, en el municipio de Candelaria en Tenerife, pero desapareció después de un temporal que azotó la isla. Actualmente hay una réplica de la imagen en la basílica.


Debido a que las Canarias eran escala obligatoria en los viajes a América, muchas de sus costumbres fueron exportadas a ese continente. Entre ellas, la veneración a la Virgen de la Candelaria. Actualmente, la imagen es venerada en las Islas Canarias, especialmente en Tenerife, donde ostenta el cargo canónico de Patrona de Canarias Patrona General del Archipiélago Canario. Igualmente la Virgen de Candelaria es la Patrona de varias ciudades del Nuevo Mundo como: Medellín (Colombia) y Mayagüez (Puerto Rico). La Virgen tiene mucho arraigo y veneración en el Perú. Además es venerada en lugares con una importante colonia de canarios.

Historia
No hay acuerdo sobre el año de la aparición, pero la mayor opinión es que apareció en la desembocadura del barranco de Chimisay, en el municipio
canario de Güímar, 95 años antes de la conquista de Tenerife, es decir aparecería del 1400 al 1401. Fray Alonso de Espinosa escribió la historia en 1594.
Sobre la aparición
Escenificación de la aparición de la virgen en la Playa de El Socorro, Güímar
Según la leyenda relatada por Fray Alonso de Espinosa, iban dos
pastores guanches a encerrar su ganado a las cuevas cuando notaron que el ganado se remolinaba y no quería entrar. Buscando la causa miraron hacia la desembocadura del Barranco de Chimisay y vieron sobre una peña, casi a la orilla del mar, la santa imagen la cual creyeron estar animada. Como estaba prohibido a los hombres hablar o acercarse a las mujeres en despoblado, le hicieron señas para que se retirase a fin de que pasase el ganado. Pero al querer ejecutar la acción, el brazo se le quedó yerto y sin movimiento. El otro pastor quiso herirla con su cuchillo. Pero en lugar de herirla, quedó herido el mismo. Asustados, huyeron los dos pastores a Chinguaro, a la cueva-palacio del mencey Acaymo, para referirle lo acontecido. El mencey fue a ver con sus consejeros.

Ella nada respondía pero nadie se atrevía a tocarla. El mencey decidió que fuesen los mismos dos pastores ya heridos quienes la recogieran para llevarla al palacio. Ellos, al contacto con la imagen, quedaron sanados. El mencey comprendió que aquella mujer con el niño en brazos era cosa sobrenatural. El mismo rey entonces quiso llevarla en sus brazos, pero después de un trecho, por el peso, necesitó pedir socorro. Es así que en lugar de la aparición hay hoy día una cruz y en el lugar donde el mencey pidió socorro, un santuario a Nra. Señora del Socorro.

La llevaron a una cueva cerca del palacio del rey hoy convertida en capilla. Más tarde un joven llamado Antón, que había sido tomado como esclavo por los castellanos y había logrado escapar y regresar a su isla, reconoció en la imagen milagrosa a la Virgen María. Él, habiendo sido bautizado le relató al mencey y a su corte la fe cristiana que él sostenía. Así llegaron a conocer a la Virgen María como "La Madre del sustentador del cielo y tierra" (Guanche: Axmayex Guayaxerach Achoron Achaman o Chaxiraxi) y la trasladaron a la Cueva de Achbinico para veneración pública.

Explicación
Ya desde antes de la
conquista, el archipiélago Canario era visitado por europeos en expediciones de reconocimiento o en razias de esclavos, pero también eran visitadas por religiosos que pretendían llevar a cabo una labor evangelizadora antes de que se produjera la conquista y anexión política de las islas; de este modo en el siglo XIV se formó un obispado en Telde, Gran Canaria. La imagen de la Virgen de Candelaria sería llevada a Tenerife por frailes mallorquines, los cuales probablemente se habrían establecido por un tiempo en la isla introduciendo elementos de la religión cristiana entre los guanches, produciéndose un sincretismo religioso. La Vírgen de Candelaria quizás hubiera sido identificada con el sol (Magec), deidad femenina para los guanches. También se la identificó con Chaxiraxi, la madre de los dioses que adoraban los aborígenes.

La Virgen de Candelaria tras la conquista
La imagen fue robada por los
españoles pero devuelta tras una peste que ellos atribuyeron al robo sacrílego. Más tarde, cuando los españoles conquistaron la isla, la devoción ya estaba allí arraigada. En 1526 se edificó el santuario por los muchos prodigios que Dios obraba por Nuestra Señora de la Candelaria.
De las Islas Canarias la devoción se propagó a América. Hernán Cortés llevaba al cuello una medalla de esta imagen. En 1826 la imagen se perdió víctima de una inundación aunque posteriormente fue creada una réplica que actualmente está en la basílica.
Fue declarada Patrona Principal del
Archipiélago canario por decreto de la Sagrada Congregación de Ritos el día 12 de diciembre de 1867. Fue coronada canónicamente el 13 de octubre de 1889.

Devoción en las Islas Canarias
Como patrona general del archipiélago, la Virgen de Candelaria, tiene un papel especial en las celebraciones religiosas de las
Canarias, España. Como la talla original desapareció en el mar en 1826 a consecuencia de un aluvión, se creó una réplica que se encuentra actualmente en la Basílica de Candelaria, en Tenerife, siendo el autor el escultor orotavense Fernando Estévez. El 2 de febrero se celebra universalmente la Fiesta de la purificación de la Virgen, si bien en Canarias la festividad de Candelaria se celebra también en verano, el 15 de agosto, por ser ésta una fecha vinculada a antiguas festividades de los aborígenes de Canarias (guanches).
La Virgen de Candelaria, se encuentra en lo alto del altar-camarín de la
Basílica de Candelaria, a donde pueden acceder los fieles varias veces al día cuando acaban las misas. La Virgen de Candelaria está entronizada en un trono de madera con motivos vegetales dorados y rodeada de dos ángeles a los lados, la virgen tiene un cuarto creciente (media luna) a sus pies, que hace alución al Apocalípsis 12, "Apareció en el cielo una señal grande, una mujer vestida de sol, con la luna a sus pies". A la imagen de la virgen que es de vestir, se le cambian frecuentemente los mantos por otros de diferentes colores. En las fechas cercanas al 2 de febrero y al 15 de agosto (días de su fiesta), la imagen es bajada en secreto del camarín hasta colocarla en un trono procesional repujado en plata (que es uno de los dos tronos de plata que tiene, y que fue hecho por un artista lagunero).

La Virgen de Candelaria visita cada siete años Santa Cruz de Tenerife y San Cristóbal de La Laguna, por decreto del que era obispo de la Diócesis Nivariense Felipe Fernandéz García. En octubre de 2002, la imagen fue a Santa Cruz, siete años después irá a La Laguna, y así sucesivamente. «Se responde a un requerimiento realizado por los fieles cuando la imagen de la Virgen visitó la capital tinerfeña, en 1994, y el municipio de La Laguna, tres años más tarde, en coincidencia con la celebración del quinto centenario de la fundación de ambas ciudades». En octubre de 1994 permaneció casi dos semanas en la Parroquia de San Francisco de Asís en pleno corazón de Santa Cruz. Después, en abril de 1997, la virgen volvió a salir de su basílica, esta vez para ir hasta la ciudad y el municipio de San Cristóbal de La Laguna, donde se hospedó en la Catedral de La Laguna con la imagen de Santísimo Cristo de La Laguna.

La comunidad hindú de Tenerife también venera a la Virgen de Candelaria. Esta comunidad le ha regalado a la Virgen de Candelaria multitud de mantos ricamente bordados.
A la Virgen de Candelaria se la llama cariñosamente en Canarias "La Morenita". En España existen otras vírgenes negras conocidas con el nombre de "morenita" o "moreneta" (esta última palabra en
catalán) como la Virgen de Montserrat (Barcelona, Cataluña) o la Virgen de Lluc (Mallorca, Baleares).

Una canción popular de la Virgen de Candelaria dice:
"Virgen de Candelaria. La más bonita, la más morena la que tiende su manto, desde la cumbre hasta la arena."
En nuestra parroquia en Valencia, Venezuela cantamos adicional a esa estrofa la siguiente: "Virgen de Candelaria. La más bonita, la más morena la que tiende su manto, desde Canarias a Venezuela."


LA CANDELARIA EN
AMERICA
La devoción a la Virgen de la Candelaria, se halla muy extendida en Hispanoamérica y también en el Perú, ella es venerada casi en todos los países latino americanos. Veamos un recuento todavía incompleto de fechas y lugares. En Mayaguéz,
Puerto Rico, el 2 de febrero se encienden fogatas o "Candelarias" donde se quema todo lo que ya no sirve, todo lo desechable, todo lo que resulta sobrando en los hogares.
En
Venezuela, en el pueblo de Palmarito la fiesta de la Candelaria es objeto de una gran celebración cada 2 de febrero con pompas de usanza del lugar. Al igual que en la ciudad de Valencia, en el Estado Carabobo, donde la festividad comienza a tempranas horas de la mañana con repique de campanas y serenata a la Virgen; similar celebración se realiza en San Diego de Alcalá en el mismo estado Carabobo, donde la Virgen es Copatrona de este municipio.

En esa misma fecha en la ciudad de Tlacotalpan, estado de Veracruz, México, se da curso a la fiesta de la Candelaria, con una renombrada procesión de la imagen de la Virgen que parte de la iglesia Matriz y llega a orillas del río Papalopan y regresa, en recorrido que se repite todos los años, después de bendecir sus aguas sobre las que previamente pasea seguida de gran número de lanchas y botes, y después de cumplido un nutrido programa en la que se incluye una gigantesca cabalgata y el tradicional Día de Toros.

En Huehuetanango (Guatemala) la imagen de la Virgen de la Candelaria, su Patrona, es totalmente de plata, razón por la que no puede ser movida dado su peso, ni siquiera para las procesiones. Es un réplica la que sale por las calles el 2 de febrero, en "una de las celebraciones de mayor arraigo en Guatemala".

En varios lugares de Colombria, se rinde culto a la Virgen de la Candelaría, pero es en Medellín -ciudad de la cual es su Patrona con la denominación de "Nuestra Señora de la Candelaría"- don los fastos han cobrado notoriedad en las manifestaciones religiosas de ese país, ya que esa denominación y patronazgo fueron instituidos, nada menos por la Real Cédula de 22 de noviembre de 1674 expedida por la reina Maria Ana de Austria. Desde la fundación de Medellín, Nuestra Señora de la Candelaria "cubre con su manto el paso de las generaciones que han dejado su memoria como una estela de luz en el firmamento de la inmortalidad".

En la ciudad de Copiapó - Chile, a 840 Km. al norte de Santiago, se ha erigido el Santuario de la Virgen de la Candelaria. Contribuyo a la veneración de que ella es objeto, la leyenda de Mariano Caro Inca, de quien se cuenta que una tormenta lo obligo a refugiarse en unos peñascales, en los que encontró una piedra grabada, plan, de unos 14 cm. de alto con la imagen de la virgen llevando en brazos al Niño... El 2 de febrero de 1780 él y sus compañeros llegaron al templo del barrio de San Fernando y junto con los fieles que se enteraron del hecho iniciaron la veneración, todos los fines de la primera semana de febrero y el domingo siguiente, así como ocurre hasta ahora, enraizada en la gente de la región de Atacama.

En Bolivia, así como en el Perú, el culto a la Virgen de la Candelaria se propagó en muchos puntos de sus espacios nacionales. En el vecino país hermano, bastaría transcribir el siguiente párrafo de un folleto de la Casa de Folklore de Bolivia:
".... Así es Oruro, añeja y de repente nueva, silenciosa y bullanguera, febril de alma, religiosa y profunda... tine como herencia de su raza de fortaleza, su religión, su fe, su tradición, su costumbre, su inigualable carnaval en honor a la Virgen de la Candelaria, para el orureño, la Virgen Morena "Mamita de Socavón".

"La Festividad de la Virgen de la Candelaria - Puno, Perú, se origina en las ancestrales invocaciones andinas a la Pachamama (madre tierra) al tío supay (diablo) de los parajes mineros y a la Virgen de la Candelaría"... "y motiva uno de los más grandes acontecimientos de expresión folklórica en América".

También respecto a Bolivia, puede afirmarse que la Virgen de Copacabana, que cuenta con millones de leales devotos, es también la Virgen de la Candelaria. Para probarlos, basta que cualquiera de nuestros lectores interesados examine el grabado que aparece en la parte inferior de la gran puerta principal de madera de templo de esa ciudad. En ese grabado se advierte la imagen de la Virgen de la Candelaria (así nombrada expresamente en letra alto relieve), llegando sobre una balsa de totora a la playa de Copacabana, rodeada de un buen número de indígenas que acompañan a los religiosos que participan el suceso. ¿De dónde venía esa imagen?. Solo podía del otro extremo del inmenso Lago, es decir de PUNO.

Virgencita en su Balsa de Oro.

LA
EXPANSION DEL CULTO A LA VIRGEN DE LA CANDELARIA
Los orígenes remotos.Mucho antes del nacimiento de Jesús de Nazareth, las leyes de Moisés eran parte fundamental del ordenamiento jurídico de la sociedad hebrea.

En ese tiempo, entre las más aplicadas disposiciones mosaicas estaba aquella en la que se establecía que cuando una mujer había tenido un niño varón, debía considerarse impura durante siete días u obligada en consecuencia a obtener su purificación. Esta situación se obtenía concurriendo al templo, pero sólo después de 33 días de cumplidos los primeros siete, es decir a los 40 días de producido el nacimiento. Para tal efecto estaba obligada además de llevar un holocausto, si era pobre, "un par de tortola o dos pichones". Hecha la ofrenda, el sacerdote rezaba una oración por la mujer y así ésta quedaba purificada.

La Iglesia Católica ha celebrado desde antiguo la purificación de la Virgen María el 2 de febrero, es decir a los 40 días (según antiguo calendario romano) del nacimiento de Jesús, que dicho sea de paso, coincidió con la celebración de la Epifanía.

En los primeros tiempos del cristianismo, específicamente en la primera mitad del siglo IV, la "fiesta de la purificación de la Virgen María o Fiesta de la Candelaria", era celebrada por la iglesia de Jerusalén con una procesión hacia la Basílica de la Resurrección de Constantino. De allí se propagó por todo el orbe católico y se mantuvo a través de los siglos en los pueblos católicos de occidente, con una singular constante: procesiones con luces (candelas, velas) previamente bendecidas. Por su parte, los católicos ortodoxos o de oriente, celebraban en igual fecha la purificación de la Virgen María con la denominación de "Virgen de las Lumbres" equivalente a la Virgen de la Candelaria, "que viene de las candelas o velas que fue práctica bendecir y llevar encendidas en esa festividad.

En La edad media, tanto en algunos lugares de Italia como “entre los carmelitas y otras órdenes religiosas creadas bajo la advocación de María Santísima, se celebra la Candelaria con Octava”.

Algunas consideraciones
semánticas.
"Purificación y Candelaria" son ideas y términos estrechamente asociados, Candelaria, viene del verbo latino "Candere" que significa brillar por su blancura, estar blanco o brillante por el calor, arder, abrazar. Es pues, el antecedente de la palabra del español "candela". El termino "purificar" tiene en cambio su raíz en el griego "pur" que significa fuego ese elemento que conforme a la sabiduría popular, "todo lo purifica". Es como producto de esa sensación conceptual que con el tiempo, la fiesta de la purificación pasó a ser más conocida como de la Candelaria, la fiesta de la religiosa, pero básicamente la fiesta de la luz y del calor.

La bendición de las velas o candelas, se ajustó desde tiempos remotos por el deseo de durante nunca falte en las casas de los fieles la luz, tanto física como espiritualmente. Por eso, durante varios siglos, la fiesta de la Candelaria tuvo gran significación, ya que la única luz que alumbra las casa, eran de candiles y velas.

Desde las islas
Canarias.
Sin duda, el culto extraordinario que se practica en honor a la "Virgen de la Candelaria" en buena parte de occidente, e impulsó con fuerza desde las Islas canarias - justamente patrona de las islas -, que por siglos fue el paso obligado de las naves que partían de la península ibérica con destino a América. Ese culto fervoroso a la Virgen María se manifiesta entre oros hechos en el bautizo como "Candelaria" a un importante y muy poblado municipio. Al respecto, nuestras informaciones nos permiten saber que en 1450 la imagen de la Virgen de la Candelaria apareció en una cueva de la hoy Villa de la Candelaria, imagen que después de un rico e increíble historial de peripecias domina hoy el santuario de la Basílica del mismo nombre.

Allí aparece la virgen llevando al niño Jesús recostado en su brazo derecho (lo cual es un caso singular) y en la mano izquierda una vela, es decir la candela, el fuego, el calor, la luz en lucha contra las tinieblas.

A esa Basílica llegaron cientos o quizás miles de navegantes de paso a América, quienes recibían el encargo de llevar la imagen multiplicada de la Virgen a los confines del mundo para convertir a los descreídos. Es así como lo trajeron a América, como uno de los elementos de la evangelización.
Por todo ello es posible afirmar sin temor a equívoco, que la devoción a la virgen de la Candelaria en España y en América nació en las Islas Canarias "se popularizó especialmente entre los marineros que la tomaron como abogada y la izaron al lado de los timones, en las procelosas travesías hacia América. (Guillermo Vásquez Cuentas)

****************

Reflexiones:

Hay muchos que sólo honran a María y vienen a la Iglesia el 2 de febrero; claramente se ve que ni siquiera son cristianos, pues el cristiano debe serlo siempre.


La vela y el agua bendita, los escapularios, las medallas, etc, no sirven de nada sino se tiene fe y no se es buen cristiano.


¿Por qué vas en procesión?, ¿Simplemente por juntarte a la multitud, por costumbre, o porque te sientes realmente como quien camina hacia la Patria Celestial con fe y devoción?


****************



3 comentarios:

lojeda dijo...

Me ha recomendado tu blog tu marido, y tengo que decirte que es precioso.
Enhorabuena por encaminar al mundo por la ruta de Dios y de nuestra Madre María.
Un abrazo

Alter ego (el otro yo) dijo...

Hola vengo del blogcatólico y he visto su link y aprovecho para saludarles.
http://www.martin-almiron.com

Angélica dijo...

Holitas!!! gracias por la visita Lojeda y Alter-Ego, serán bienvenidos siempre; vuelvan cuando quieran. Infinitas bendiciones para ustedes además de besos y un gran abrazo.