lunes, 10 de diciembre de 2012

Detente a reflexionar...

 
Detente a reflexionar sobre alguno 
de los encantos más pequeños pero 
intrincados de la naturaleza: una flor, 
o quizás una mariposa o un pajarillo. 
Si Dios tuvo la delicadeza de perfeccionar 
cada rasgo de esas creaciones Suyas, 
sin duda se hará cargo de ti también. 

Si la hierba del campo que hoy es, 
y mañana es echada en el horno, 
Dios la viste así, 
¿no hará mucho más a vosotros, 
hombres de poca fe? (Mateo 6:30). 

 .:*:.Hasta la próxima sonrisa.:*:. 
*.*Dios mediante*.* 
-*-Bendiciones infinitas-*- 
.*.Se les quiere mucho.*. 
✿♥✿♥✿ 
Publicar un comentario