lunes, 3 de marzo de 2008

Tus manos

Un día, mientras Jesús predicaba a la multitud, se le acercaron varios jóvenes. Uno de ellos sostenía algo firmemente en sus manos. Como habían escuchado hablar de la sabiduría de Jesús, habían planeado engañarlo en público para burlarse de él.

El día anterior, el grupo de muchachos había capturado un pajarito. Uno de los jóvenes había planeado preguntarle a Jesús: "Maestro, ¿este pajarito está vivo o está muerto?. Si Jesús le respondía que el pajarito estaba muerto, él abriría sus manos, dejándolo volar libremente. Si Jesús le respondía que estaba vivo, entonces el joven le quebraría el cuello con sus pulgares y mostraría al pajarito muerto.

El muchacho, muy seguro de sí mismo, se acercó a Jesús con sus manos cerradas y le dijo: "Maestro, ya que eres tan sabio, dime que tengo en mis manos". Jesús le contestó inmediatamente que tenía un pajarito en sus manos. El joven, sorprendido gratamente y con cierta malicia, realizó entonces su siguiente pregunta: "Si eres tan sabio, dime, entonces si el pajarito está muerto o está vivo".

Sin vacilar; pero con voz muy solemne, Jesús le contestó: "La decisión está en tus manos".

**********
Señor, concédeme la sabiduría necesaria

para tomar las decisiones más correctas
en mi vida.
Amén.

**********

La imagen es de un pichón de Paraulata que encontramos esta tarde en el jardín de mi casa, se había caído del nido.

10 comentarios:

Ricardo J. Román dijo...

Como siempre, un mensaje para afrontar la vida con mayor facilidad.

Un besote.

Siempre presente.

SILVIA dijo...

Que bello relato, y que linda enseñanza deja,

"La decisión está en tus manos".

Un abrazo enorme

Marina dijo...

Hola Angelica, excelente reflexión me hizo acordar de una frase de W.S. que dice los recursos que pedimos al cielo casi siempre lo tenemos en nuestras manos... Abrazos amiga

La LLama Violeta dijo...

sabes? esta lectura me cayo de perla...

un besito...

santiago dijo...

un relato que enseña algo que se nos olvida muy a menudo
un saludo

KARMILA dijo...

Vayaaaaa Angy como siempre hermosa parabola, gracias por hacernos recordar lo que tenemos entre las manos.

Besosssssss¡¡

Isidro dijo...

que historia más bonita.
Ciertamente, nuestras manos son portadoras de grandeza o de miseria...
y como dicen "Alberto y emilia"

Si se cierran se vuelven un puño,
que amenaza, que irrita y golpea,
pero si abres los dedos se vuelven… Manos abiertas

Que acarician, piden y trabajan,
y que adoptan un gesto de espera,
que saludan, que invitan y dan… Manos abiertas

Es una de mis canciones favoritas.

Un besito.

hadaazul dijo...

angelica hermoso post , que deja una linda reflexcion

¡¡¡¡¡¡MUY BELLO!!!!!!

TE DEJO MIMITOS PARA TU ALMA

Siry dijo...

Como le ha ido a este pichón?
Yo tuve un colibri en cuidados en mi casa, hice un post con sus fotos, pense que no se irea, pues hice 4 intentos de liberarlo, hasta que finalmente se fue, a veces lo veo, lo extraño, pero se que es feliz con los suyos.
Un beso

Angélica dijo...

Ricardo: Gracias corazón. Eres un sol. Besos.

Silvia: Amiga gracias. Un abrazotote para ti también.

Marina: Así es todo está en nuestras manos, todo nos ha sido dado. Besos.

La llama violeta: ¡Que sólo Jesús se luzca! Besos amiga.

Santiago: Es verdad por eso hay que recordarlo de vez en cuando. Besos.

Karmila: Amiga querida gracias. Besos para ti también.

Isidro: Por eso es bueno saber utilizarlas. Besos y un gran abrazo.

Hada azul: Gracias amiga linda!!!

Siry: Hola amiga te cuento que me tocó alimentarlo durante dos días, buscamos el nido hasta ubicarlo; mi esposo se subió a la mata de mango y lo colocó nuevamente en su nido. Está super ya anda volando por allí es un espectáculo auditivo todas las mañanas y en las tardes. Besos.